Mi Café con Dios

Mi Café con Dios
www.VictorCastillo.com

martes, 29 de agosto de 2017

Cuando pides perdón Dios se acerca a ti

*Agosto 29, 2017*

*¿Corazón Quebrantado? El Señor está Cerca*
Por Rick Warren.

Todos hemos tenido el corazón quebrantado de alguna manera. Tal vez por decepción, temor, vergüenza, rechazo, o hacer el ridículo. Yo te diría, como amigo, lo siento. Realmente lo siento. Me importa el dolor por el que has pasado, porque a Dios le importa. Él se duele contigo. ¿Qué hacía Dios mientras tú llorabas? Él lloraba también.

De hecho, en tu dolor Dios está más cerca de ti, aún cuando te des cuenta o no.

David expresa en el Salmo 34:18, _"El Señor está cerca de los que tienen quebrantado el corazón."_ (NTV). ¿Cómo hace eso? Él nos ha salvado dándonos un trasplante de corazón. Es su especialidad, de hecho.

Dios dice, “Para un corazón culpable, te daré un corazón que ha sido perdonado. Para un corazón resentido, te daré un corazón lleno de paz. Para un corazón ansioso, te daré un corazón que confía. Para un corazón solitario, te daré un corazón lleno de amor. Para el corazón que ha estado amargado y enojado, en vez de eso te daré un corazón perdonador, amoroso y generoso. Déjame hacerte un trasplante de corazón, Te pondré en libertad.”

¿Por qué necesitamos libertad? Porque todos somos esclavos. Somos esclavos de las expectativas de otras personas. Somos esclavos de recuerdos del pasado. Somos esclavos de temores futuros. Somos esclavos de presiones presentes. Somos esclavos de las opiniones de la sociedad, y así podemos seguir y seguir.

Pero todo lo que tienes que hacer es abrirle tu corazón a Jesucristo y darle el cien por ciento de tu corazón. Di, como David en el salmo 119:32, _"Corro por el camino de tus mandamientos, porque has ampliado mi modo de pensar."_ (NVI).

¡Debemos dejar de limitar a Dios! No podemos ni siquiera imaginar lo mucho que quiere hacer en nuestras vidas. Ábrele tu corazón, y permite que lo trasplante por el tuyo.

*Reflexiona sobre esto:*

1. ¿Cuándo te has sentido más cerca de Dios?

2. ¿Qué circunstancias prevalecían en esos tiempos?

3. ¿De qué formas has estado limitando a Dios? ¿Cuál ha sido el efecto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario